El valor de lo hecho a mano

Papel y Aguja

Publicado: 18/03/2022

¿Te has parado a pensar alguna vez en el valor real que tiene ese producto hecho a mano que estás comprando?

Con esta entrada queremos mostrarte la realidad que hay detrás de cada producto fabricado de manera artesanal, para que seas consciente del valor que tiene algo hecho a mano la próxima vez que adquieras ese tipo de producto.

Quizás en alguna ocasión has encontrado un producto artesanal y al mirar el precio te has echado las manos a la cabeza. Seguramente has pensado que has visto algo parecido en otro comercio a un precio mucho más económico y que solo porque estuviera hecho a mano la diferencia de precio no debería ser tan alta…

Lo cierto es que ¿ese producto artesanal que has visto y que te parecía caro?

En realidad es una ganga.

Los productos hechos a mano tienen un valor mayor que el dinero que estás pagando por ellos y a continuación te dejamos una lista de 6 razones que lo demuestran:

 

El valor real de lo hecho a mano se basa en esto:

Seis extras importantes que incluye cada producto artesanal (y que deberías tener en cuenta cuando veas su precio para comprender el valor real de lo hecho a mano):

1 – Es un producto único; no hay dos exactamente iguales.

Cuando se fabrican en serie, todos los productos son iguales. Sin embargo, un producto artesanal, aunque se fabriquen tiradas del mismo tipo de producto, al ir uno a uno, siempre habrá detalles que los diferenciarán unos de otros.

Las manos artesanas no son máquinas de copiar.

Valor hecho a mano Marcapáginas

Cada marcapágina está dibujado a mano. Uno a uno.

 

2 – Con cada producto hecho a mano que compras, estás comprando tiempo: el que dedica un artesano a desarrollar desde cero su idea.

Diseño, pruebas, elección de materiales y colores… Cuando compras algo hecho a mano, normalmente no hay un equipo grande detrás de cada producto; así que todo el desarrollo y la fabricación la suelen llevar una o dos personas.

También es el tiempo que lleva crear cada pieza.

Patucos ganchillo bebe algodon rosa

Estos patucos de ganchillo para bebé llevan mínimo 9 horas de trabajo.

 

3 – Estás pagando por el tiempo de aprendizaje del artesano.

Aprender a tejer, a dibujar o a realizar cualquier técnica creativa no es algo que se consiga en un día o dos. Se puede tener talento, pero la práctica es esencial y eso requiere horas y horas de trabajo. Detrás de cada producto artesanal que ves, hay infinitas horas de aprendizaje y perfeccionamiento de la técnica.

(Y como dicen por ahí… “el tiempo es oro”).

 

4 – Otra de las razones a tener en cuenta para entender el valor de lo hecho a mano es el tiempo de vida de ese producto. Por regla general, lo artesanal siempre será más duradero que cualquier producto “parecido” fabricado en serie.

¿Por qué? Porque un artesano cuida mucho los materiales que usa en sus creaciones. Ninguno dedicaría incontables horas de trabajo en crear una pieza con un material de baja calidad solo para poder abaratar precios.

Además, quienes creamos productos hechos a mano estamos pendientes de cada detalle, para que todo esté impecable y lo más perfecto posible cuando llegue a tus manos.

valor hecho a mano

Una mantita de apego como esta acompañará varios años al bebé.

 

5 – Estás pagando también una atención al cliente personalizada.

Bien sea en una tienda física o en un comercio online, cuando compras algo hecho a mano, puedes hablar con el artesano directamente. Para resolver tus dudas, para preguntar si hay opciones para un producto personalizado… para lo que quieras.

No somos grandes empresas, ni tenemos un equipo enorme de gente trabajando en el producto, así que lo más probable es que si escribes un email, mandas un mensaje a través de las redes o llamas por teléfono, la persona que fabrica el producto es la que va a estar al otro lado.

(Y no hay nadie mejor para resolverte dudas que el creador del producto).

 

6 – El último extra para comprender el verdadero valor de lo hecho a mano es quizá, el más importante en estos tiempos que corren.

Cuando compras algo artesanal estás comprando la ilusión de una persona que sonríe mientras trabaja en tu producto.

La ilusión de una persona que está poniendo toda su atención y su energía en tu producto.

Si después de estas razones sigues pensando que un producto hecho a mano es demasiado caro, te invitamos a que pruebes a crearlo tú.

Comparte esta publicación con esa persona que todavía cree que el precio de los productos artesanales es demasiado alto. Puedes hacerlo pineando la siguiente imagen en tu tablero de Pinterest o compartiendo el enlace de esta entrada en tus stories de instagram. ¡No olvides etiquetarnos cuando lo hagas!

0 comentarios

Enviar un comentario