Beneficios de los Diarios personales para Tejedoras

Papel y Aguja

Publicado: 9/02/2024
diarios personales

Los diarios personales son una poderosa herramienta creativa. Ya hemos hablado de ello varias veces en este blog.

Son, además, una herramienta simple y económica: solo necesitas un cuaderno y un boli. Y está recomendada para TODO el mundo; también para quienes piensan que escribir no es lo suyo.

Si eres tejedora, la entrada de hoy la escribimos pensando en ti. Porque te vamos a contar qué son los diarios personales desde un punto de vista muy tejeril.

 

¿Qué son los diarios personales?

 

Son espacios libres de juicios (incluidos los propios).

Un diario es un cuaderno para trabajar tu autoconocimiento y tu creatividad.

No hay una única forma de llevar uno, así que puedes adaptarlo a tu estilo sin problemas. Llénalo de colores, escribe solo con boli azul, haz garabatos, escribe frases cortas (como si fuera una lista) o suelta en las páginas de tu diario todo lo que bulle en tu cabeza sin pararte a pensar en párrafos.

Ni siquiera tienes que seguir la misma estructura todo el tiempo. Haz lo que sientas que necesites cada vez.

La única regla no escrita de los diarios personales es que hay que ser constante.

(Al final de la entrada te contamos cómo lograrlo).

 

Beneficios de los diarios personales para tejedoras

 

1- Mejora tu relación con tus proyectos creativos: aunque no sea un diario de tejido como tal (que está más enfocado en organizar y reunir toda la información técnica), puedes aprovechar los diarios personales para el aspecto más emocional del tejido.

Escribir sobre cómo has manejado la frustración si te ha costado mucho terminarlo; celebrar el logro de un proyecto terminado, cómo te has sentido al compartirlo en redes sociales (o si has decidido no hacerlo y por qué).

 

 

2- Te libera de tus preocupaciones: no las eliminará de tu vida (no es una varita mágica), pero plasmarlas en papel será una liberación y te permitirá ver el problema desde otra perspectiva.

Como cuando en el móvil tienes muchas fotos, no te caben más y te dice que necesitas liberar memoria. Subes las fotos a la nube o te las pasas al ordenador y las quitas del móvil.

Pues con tus preocupaciones igual. No desaparecerán de tu vida, pero es una forma de no tenerlas constantemente en tu cabeza para que te sea más fácil centrarte en otras tareas.

 

3- Te ayuda a estimular tu creatividad: escribir en un diario te permite tener claridad, porque cuando releas lo que has escrito ya estarás viendo todo desde otra perspectiva. Y una mente despejada es la base perfecta para que surjan nuevas ideas.

 

4- Mejora tu autoestima: si documentas tus logros por escrito tendrás una prueba visible de tus avances cuando eches un vistazo en el futuro.

¿No te vienes arriba de orgullo propio cuando ves la primera prenda que tejiste y la comparas a las que haces ahora? Esas prendas son la prueba visible de tu avance; aprovecha el diario para plasmar tus avances en áreas en las que no existen pruebas tan visibles.

 

5- Es un buen aliado para combatir los pensamientos negativos: síndrome de la impostora, la eterna comparación en las redes sociales… Escribir sin filtros sobre esto te ayudará a trabajar esas emociones.

 

Cómo empezar a escribir tu diario

 

Si nunca has tenido un diario personal o has intentado empezar y te bloqueas ante la hoja en blanco, aquí van una serie de ideas que puedes probar:

1- Diario de agradecimientos: anota algo por lo que estés agradecida cada día por simple que te parezca (el aire que respiras, el ratito que has conseguido sacar para tejer ese día o las sábanas calentitas que tienes en invierno).

 

Uno de los mejores momentos para escribir tus agradecimientos es justo antes de dormir.

 

2- Escribe sobre algo que hayas hecho en tu día, algo que te haya pasado y comentar cómo te has sentido.

3- También puedes usar tu diario para registrar tus recuerdos mientras los tienes fresquitos.

4- Usa preguntas guía: esta es una opción genial si no sabes cómo comenzar o qué escribir. Aquí te compartimos cinco para que empieces, pero también puedes buscar “journal prompts” en Pinterest cuando necesites más.

 

2 consejos para empezar con los diarios personales

 

1- Piensa en qué momento de tu día tienes 5-10 minutos libres para ti. Empieza a destinar esos minutos a escribir en tu diario. Al ser poco tiempo la experiencia no te resultará abrumadora y será más fácil que crees el hábito.

 

Tip extra: ponte una alarma para no saltártelo ningún día al principio. Cuando ya tengas el hábito creado, no la necesitarás.

 

2- Olvídate de las reglas gramaticales, de si tus frases tienen o no coherencia y deja que tus pensamientos fluyan con libertad. Es un diario personal, no el próximo Premio Planeta.

 

Como puedes ver, tejer y escribir no son incompatibles, ¡al contrario! Tener un diario personal te ayudará a potenciar tu creatividad y se convertirá en un maravilloso complemento al autocuidado creativo que ya te regalas cada vez que te sientas a tejer un ratito.

¡Anímate a probarlo!

Si te ha gustado esta entrada, no te olvides de compartirla con tus amigas tejedoras en redes sociales y etiquetarnos.

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario